Problemas típicos al confeccionar un vestido de 15 años

Confeccionar un vestido de 15 años

Lo típico: viste un modelo hermoso para tu Vestido de 15 años en el que ya te imaginaste puesto y bailando, lo platicas con tus papás, y consiguen quién se los haga, todo fenomenal, pero la pesadilla comienza cuando no encuentras la tela adecuada o el diseñador no hizo las cosas como tú querías.

¿Te suena? Lo mejor para estos casos es sin duda alguna, prevenir los daños, primero que nada deberás de consultar con otras quinceañeras a las que ya le hayan hecho el vestido y que te cuenten sus experiencias, recuerda que lo más importante es la elección de la costurera, si de entrada no te convence su trabajo a la primera, mejor no la contrates.

En segundo lugar y muy importante, la tela no tiene que ser idéntica al vestido que viste, sin embargo, existen tiendas especializadas en las cuales puedes negociar la importación de la tela deseada, pero esto deberá de ser con meses de anticipación para no caer en la problemática del tiempo.

La paciencia y la búsqueda constante a pie de las telas, será uno de los mayores sacrificios que tengas que hacer, además, recuerda que las medidas deben ser iguales mientras pasa el tiempo, por lo que no podrás engordar o adelgazar en el momento que te las hagan, de cualquier modo la costurera o sastre que te haga el vestido hará pruebas semanales a ver como va el vestido y le podrás mostrar tus inquietudes. No te guardes nada por pena, exprésale que te gusta y que no para que no hagas corajes al final.

En cuanto a las telas nada mejor que los satines, el tul y las crinolinas, no uses terciopelos o crepés muy pesados, ya que además de que son más caras, están pasadas de moda y son más difíciles de confeccionar. Los bordados deberán ser hechos a mano y si hay brocados, recuerda que las mejores mercerías tienen una amplia variedad de estos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *