Fotos temáticas, la nueva forma de recordar tu fiesta de 15 años

¿Quieres capturar tu fiesta de 15 años en fotografía pero quieres que sea original? ¿Haz soñado alguna vez con ser modelo? ¡Aprovecha tu día y realiza ese sueño!

Fotos temáticas

¿Qué te parecería tomarte una sesión de fotos temática? La idea consiste en crear una sesión fotográfica que tenga un tema en común. Por ejemplo, si tu fiesta está inspirada en el glamour y magia de las princesas; basada en una de tus películas favoritas; tiene colores específicos o sencillamente quieres sacar a la modelo que llevas dentro, puedes tomar los ingredientes principales de ese tema y pedirle al experto que te ayude a crear un set de imágenes que lo refleje.

¿Qué necesitas?

Debes contratar a un buen fotógrafo, alguien profesional que conozca bien cómo sacarle el mejor provecho a una modelo. Un experto utiliza distintos lentes de cámara, ángulos y juega con la iluminación y las locaciones para retratarte de la mejor manera.

Además, nunca te va a obligar o a imponerse para que hagas algo, sino que respetará el espíritu de lo que quieres. Toma en cuenta que un profesional cobra más caro, pero existe garantía de su trabajo y si no te gusta lo que hizo, incluso puedes ponerle una queja o reclamar tu dinero.

¿Cómo lo hago?

Una vez que elijas a un fotógrafo, tienen que ponerse de acuerdo en lo que quieres y él te dará propuestas de cómo pueden llevarlo a cabo. Por ejemplo, el experto Carlos García creó recientemente un concepto llamado “Trash the Quinceañeras Dress” en dónde muestra a la “chica buena/chica mala” que vive dentro de la festejada.

¿Cuándo la realizamos?

Su idea giró en torno a unas tomas de ella en tonos grises luciendo sus “alas de ángel” y otras a color en dónde la vemos jugando en la playa. Seguramente este trabajo le tomó tiempo por lo que es casi imposible hacerlo el mismo día del evento. Así  que lo mejor es darte unos días u horas antes, aprovechando la emoción al acercarse tu evento, o después, para darle un aire de nostalgia a lo ocurrido y poderte concentrar en disfrutar tu fiesta.

Finalmente, la decisión es tuya y se trata de que pienses en cómo quieres recordar ese día. La ventaja es que ya tienes un vestido especial, peinado, accesorios y demás. ¡Sácales provecho!