Un dulce recuerdo: centros de mesa hechos de dulces

Centros de mesa hechos de dulces

Están muy moda entre las fiestas de bodas y bautizos. Pero sinceramente creo que se han mal aprovechado. Si tu fiesta de 15 años es en época de Halloween o cerca de Navidad, o sencillamente quieres ser original y no olvidar a la niña que llevas dentro, aprovecha este consejo y organiza centros de mesa hechos ¡con dulces!

Es muy sencillo y económico, aunque realmente original y te aseguro que todos se pelearán por llevárselo de recuerdo. Puede consistir en una sencilla cesta o canastilla de palma, mimbre o junco. Puede ser pintada de acuerdo al esquema de colores de tu fiesta o para que combine con el pastel o incluso con la mantelería. O puedes comprar recipientes de cristal o de metal, incluso puedes combinarlos y poner de diferentes tamaños.

Para decorarla por dentro, puedes colocarle cuadrados de tela de colores bastillada (para evitar que se deshile) que pueden llevar bordadas tus iniciales o la fecha del evento. La tela debe ser de una porosa y delgada, de preferencia de colores vivos y neutros. Evita los estampados pues podrían saturar el diseño. O en vez de tela, puedes trabajar con papel de china o vegetal, que se puede mandar imprimir con tus iniciales en las esquinas y acomodarlo para que resalten.

Encima coloca dulces de diferentes tipos, tamaños, sabores u colores, ¡no te limites!, prueba chocolates, paletas, caramelos y bombones. Te recomiendo que compres las bolsas grandes o que las compres en dulcerías en dónde te los venden por kilo, pues no vienen etiquetados para su venta individual y la envoltura es transparente o mínima, así se verán mejor.

Para acompañarlos, en el centro de la canasta, puedes colocar flores u otro tipo de adorno con sachet; puedes atar globos de helio a la canastilla o incluso poner velas blancas o de color cómo si fueran parte de la iluminación, sobre todo si tu fiesta es de noche.

Si es de día, puedes usar recipientes de cristal con bolitas de gel y alguna planta diminuta decorativa como pieza central y alrededor poner diferentes dulces con envolturas de colores que combinen.

Ya lo sabes, un centro de mesa de dulces puede ser una perfecta opción, sobre todo si quieres un detalle que recuerde que aunque hayas crecido, siempre conservarás a tu niña interior.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *