¿Carro, carroza o limusina? El transporte para tu fiesta de 15 Años

El transporte para tu fiesta de 15 Años

Las quinceañeras saben que es tradición llegar al evento de una forma que destaque. Por eso buscan opciones de transporte que se ajusten a su presupuesto o idea en general.

Existen varias opciones para esto y van desde la glamorosa limusina, un modelo clásico, un convertible, una camioneta hasta una carroza halada por caballos.

La realidad es que es el transporte no necesita tener mucha inversión, pues se puede ser creativo y ahorrar costos para invertirlos en otras áreas más llamativas.

La tendencia actual es hacia lo ecológico, por lo que rentar carros híbridos es la moda. El problema es que pueden ser muy caros. Por ejemplo, está el modelo Karma, que recientemente adquirió Leo DiCaprio, y que además de ser muy vistoso, no es nada barato.

Pero puedes buscar otras opciones. El carruaje halado por caballos sería una, siempre y cuando los animales estén bien cuidados y sea un paseo corto, sino te tomará mucho tiempo llegar.

Si te interesa algo diferente, puedes acudir a un familiar o amigo que tenga un auto que te guste y decorarlo tú misma con flores, globos o adornos en papel. Solo recuerda no romper ninguna regla de tránsito o bloquear la vista del conductor.

Si lo que quieres es compartir con tus amigas o familia durante el trayecto, puedes buscar algo más amplio, las limusinas pueden ser una buena opción.

Generalmente, el contrato por este tipo de servicios incluye chofer, transporte por 3 o más horas, barra de bebidas (no alcohólicas para menores de edad) y algunos bocadillos.

Incluso hay compañías que pueden crecer el paquete incluyendo la decoración, sistema de sonido o el número de horas de la renta. Es cuestión de preguntar por las opciones y llegar a un acuerdo.

Para decorar el auto en cuestión, existen muchas alternativas. Entre las mejores que hemos visto está el utilizar listones de tonos  similar al de la quinceañera y uno neutral, blanco, gris, beige, para equilibrar con el color de auto.

Luego se le coloca un ramo de flores en el capó y otro más pequeño en la cajuela. La sorpresa llega cuando se baja la festejada: en la puerta, por la parte interior trasera, se amarran globos de color del vestido y se acomodan para que tapen a la pasajera durante el trayecto; al llegar al evento, se abre la puerta y con ella quedan suspendidos los globos y ¡de entre ellos surge la quinceañera!