Buffet de lujo: ¡Original y delicioso!

Buffet Frio

¿Se acerca tu fiesta de 15 años y no tienes idea de que ofrecer de comer a tus invitados? ¿Quieres algo sencillo pero elegante, algo que les guste a todos y que no sea tan complicado? El buffet es la respuesta correcta.

Con un servicio buffet, tus invitados pueden servirse ellos mismos, escogiendo lo que quieren comer y así te evitas la preocupación de que algún platillo no sea de su agrado.

Además, puedes prescindir del servicio de meseros, contratando únicamente a 1 o 2 personas que se encarguen de poner y retirar el servicio y ¡listo! Pero existe otra ventaja, servir un buffet frío te permite olvidarte del estrés de servir a una hora determinada y le permites a tus invitados celebrar sin preocuparse por cuándo comerán o si pueden pedir un bocadillo a cualquier hora.

Para que te des un idea, aquí te van sugerencias para el menú:

Bocadillos: Los bocadillos deben servirse primero y sirven para acompañar al primer brindis. Puedes ofrecer aceitunas rellenas, canapés de pasta hojaldre con crema agria y caviar o pimientos, rodajas de zanahoria, apio y pepino en julianas o en rodajas, queso en dados, galletas con aderezos, dips, cremas o quesos untables, o enlatados (atún, sardinas o mejillones).

Pastas: Hay pastas que se sirven frías. Pueden ser en sopa (macarrón que lleva jamón, piña en almíbar, verduritas, crema y manzana) o al estilo mediterráneo (fideos en tornillos o canutos con especias y aceitunas). La clave es que no sean grasosas, sino secas o acompañadas de una buena salsa – dulce, agridulce o agria- y que se pueda disfrutar fría.

Ensaladas: Son una excelente opción. Sobre todo ahora que está tan de moda cuidarse y comer saludablemente. La regla principal es: ofrecer fruta y verdura de temporada en cortes tipo dados, julianas o Brounoise. Así garantizas buena presentación además sabor exquisito, pues es cuando las frutas están más dulces. Puedes combinarlas con productos de todo el año y equilibrar sabores dulces con secos. Por ejemplo: espinacas con piña en almíbar, jícama en rodajas con zanahoria, o sencillamente brindar variedad y dejar que tus invitados elijan.

Carnes Frias: Siempre son una buena opción. Usualmente incluye variedad de embutidos: jamón serrano, salami, pepperoni, mortadela, jamón dulce, etcétera; o brochetas, croquetas o tortitas de pollo o carne de cerdo o res acompañadas de alguna salsa fría agridulce o con picante. Se sirven con pequeños trozos de pan o de queso. Es infalible y las personas pueden elegir hacerse pequeños sándwiches o comerlas con la ensalada.

El postre es tu pastel de 15 años o incluso puedes poner una selección de galletas finas, o pasta de repostería y jarabes de chocolate, miel de maple, café, licor y otro tipo de acompañamiento.

Todo un menú a la medida de cada invitado. Éxito garantizado.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *